A finales la década de los 70, un grupo de padres, madres y docentes preocupados por la educación de sus hijos inician el proyecto de Aire Libre, dada su insatisfacción con la situación de un sistema escolar que potenciaba la escuela privada confesional y permitía una deficiente escuela pública. Por este motivo, se constituye la Cooperativa de Enseñanza Valenciana Aire Libre, titular del centro. Una entidad sin ánimo de lucro que se suma al esfuerzo que, por entonces, desarrollaban otras entidades con igual fin y localizadas en otros territorios con mayor tradición autonómica como Cataluña y Euskadi.

El objetivo fundamental del centro es incidir en la consecución de un mundo más justo y libre. Para ello, el colegio asume como Proyecto Educativo de Centro todas las orientaciones pedagógicas que presentan como característica la educación activa, creativa, participativa y constructivista. Una educación orientada a la colaboración y no a la competitividad, basada en el respeto a la persona y a su libertad y vinculada con el entorno socio-cultural.

Por todo ello, los miembros de esta cooperativa se proponen hacer realidad un tipo de educación integral, solidaria, de calidad, no sexista, laica… Una escuela abierta a todos que, dentro del marco vigente, también trabaja por y para la normalización lingüística del valenciano.

Hoy, nuestro esfuerzo se traduce en la formación de personas libres, autónomas, sociales, con conciencia crítica, con una preparación adecuada para poder seguir en el sistema educativo, educadas en libertad y en responsabilidad, potenciando el trabajo en grupo y funcionamiento asambleario, con capacidad para realizar un análisis crítico de la realidad y con conocimiento y uso del valenciano.

To Top
error: Este contenido está protegido !!